Brindemos por el ‘Aquí y Ahora’

Pide ahora

El vino

Nuestro vino, con Denominación de Origen Rueda, pertenece al pueblo de La Seca. La experiencia de más de tres generaciones cuidando con mimo nuestros viñedos y una loca e irracional pasión por querer cuidar a mano cada parte del proceso, dan pie a que presumamos, orgullosos, de ofreceros un vino que resulta un regalo para los sentidos.

Bebas o no vino, ¡ojo! Cría Cuervos es para ti.

Pide ahora

Aquí y Ahora

Te va a gustar, al igual que te gusta saltarte las normas de vez en cuando. Porque en esta bodega no entendemos de reglas, sino más bien de pasiones. Sueños e ilusiones que, para los bravos como tú, te hacen coger el camino menos transitado.

Reconozcamos y disfrutemos lo que llevamos dentro.

Porque cuando eres fiel a tu destino y escoges tu propio camino, aprendes que la vida es un libro en el que el único capitulo que importa, es el de este momento. Como bravos, ni el pasado nos frena ni el futuro nos atormenta.

El camino es precioso así como está. Mira a tu alrededor.

¿A caso no hay motivos por los que brindar?
Levanta la copa, pues eres uno de los pocos que se atreven a vivir según tus términos.

Aquí y ahora.

La bodega

Los criadores de cuervos

Entre emprendedores de espíritu inconformista, siempre nos entendemos. Durante el confinamiento sucedido en España derivado de la pandemia de 2019, Adri, David y Javi, nos pusimos a hablar sobre cuánto estaba incrementando el consumo de vino en nuestras respectivas casas. “¿Y cuál estáis bebiendo?” Esta fue la pregunta estrella. “Vamos variando”, fue la respuesta.

De inmediato descubrimos que el sector carecía de una marca que empatizara con gente como nosotros. Simplemente personas de espíritu inconformista, dispuestas a romper el status quo y a hacer lo necesario para alcanzar nuestras metas. Ya que solo tenemos una vida… ¿aprovechémosla bien no?

Nos encantaba el vino que bebíamos sí, pero no queríamos aburrirnos soporíferamente mirando esas botellas rancias de la vieja escuela. Así, incorporamos a un cuarto miembro al equipo que pudiera aportar un poquito de rock and roll. Damos la bienvenida a Sandro. Ya está. Éramos los cuatro mosqueteros.

Lo que ocurrió desde que iniciamos el proyecto hasta el día de hoy no os lo contamos. Porque lo importante, amigos, es abrir la puerta (o saltar la valla) de tu propio camino. Una única decisión para comenzar a disfrutar. Aquí y ahora.

Hablan de nosotros en